Ir a la página principal
PYMES

A la búsqueda de cheques y pagares para descontar

El gobierno lanzó un conjunto de medidas de financiamiento por más de 100.000 millones de pesos con el objetivo ,según la información oficial, de impulsar ” el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas”. El paquete incluye 80.000 millones de pesos para facilitar la financiación del capital de trabajo de las PyMES a través del sistema financiero y del mercado de capitales. Este monto contempla 60.000 millones de pesos para el descuento de cheques hasta 120 días de plazo en bancos públicos (con una tasa final para la PyME de 25% anual) y en bancos privados (con una tasa final de 29% anual). Esta línea de financiamiento está vigente desde el 1º de marzo y podrá tramitarse hasta el 30 de junio próximo en 30 entidades financieras.

Imagen¿Solución o paliativo?
Los bancos involucrados son los siguientes: Nación Argentina, Provincia de Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Córdoba, Municipal de Rosario, Credicoop, BBVA Francés, Santander Río, Galicia, Macro, Supervielle, HSBC, Patagonia, Comafi, Itau, ICBC, Santa Fe, de Neuquén, Hipotecario ,de Chubut, Tierra del Fuego, Entre Ríos, de Corrientes , San Juan, de La Rioja, Santa Cruz, de La Pampa, Citibank ,Columbia y Nuevo Banco de Chaco.

Paralelamente, la Superintendencia de Seguros de la Nación modificará su norma de inversiones, elevando la inversión mínima que deben hacer las Compañías de Seguros en instrumentos asociados al financiamiento del segmento (cheques y pagarés avalados por Sociedades de Garantía Recíproca, fondos de inversión PyME, entre otros) desde un 3% a un 5% del total de su cartera de inversiones. De tal manera, de acuerdo a la estimación oficial, durante 2019 se volcarán unos 20.000 millones de pesos adicionales a través del mercado de capitales.

Además, en el marco del programa “Argentina Exporta” de destinarán otros 20.000 millones de pesos para la prefinanciación de exportaciones de PyMES. Se trata de préstamos a una tasa máxima en dólares del 5% anual, con un plazo de 365 días y un monto de hasta 200.000 dólares, que deben ser tramitados en los bancos citados.

Sin demoras, la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) salieron a ponderar los alcances del paquete de financiamiento. Mientras la primera destacó que los anuncios están “en línea con las necesidades del sector en materia de acceso al crédito” y planteó “la importancia de que la línea crediticia sea accesible a lo largo de todo el país a través de las sucursales de los bancos”, así como la necesidad de que éstos reduzca la carga burocrática y las exigencias que imponen ,en general, para su otorgamiento, la segunda celebró la decisión gubernamental que, ”junto con el adelantamiento del Mínimo No Imponible para las contribuciones patronales de las economías regionales, van en la dirección correcta para reactivar la economía y fortalecer a las PyMES”. Sin explicitarlo públicamente, no son pocos los dirigentes empresarios que dudan sobre si el financiamiento llega a tiempo a tiempo para revertir la difícil situación que afrontan la mayoría de las empresas pequeñas y medianas, sino es acompañado con medidas que apunten a la recuperación de la demanda interna.


Ir al principio de la nota