Ir a la página principal
Sectores económicos

Aumentó en dólares la importación de autopartes por vehículo

El déficit comercial argentino en autopartes en 2015 ascendió a 6.331 millones de dólares, con una caída del 5% respecto a 6.645 millones en el año anterior. Las exportaciones disminuyeron 24% y, con 1.654 millones de dólares, representan el valor más bajo desde 2004, mientras que las importaciones retrocedieron el 10% en el período, totalizando 7.985 millones de dólares. Un detallado informe de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) sobre la evolución del comercio exterior autopartista -para su elaboración se utilizaron 284 posiciones arancelarias que representan todos los segmentos del sector- subraya que la producción de vehículos cayó un 12%, “una disminución superior a la de las importaciones de autopartes”.

ImagenRelación entre las importaciones de autopartes y la producción de vehículos
La entidad empresaria recuerda que “ha señalado en diversas oportunidades la fuerte asociación de las importaciones y la producción de automotores, siendo un fenómeno de índole estructural de los últimos años sin que se evidencien modificaciones”, y en ese sentido considera que el proyecto de ley de Fortalecimiento y Desarrollo del Autopartismo -que es impulsado por el Ministerio de Producción a partir de una iniciativa presentada en 2015 por el diputado nacional Oscar Romero- crea una gran expectativa, “ya que genera instrumentos específicos para el sector automotriz, contemplando sus necesidades en cuanto al horizonte temporal y las variables críticas en los procesos de localización”.

El proyecto contempla a las terminales, sistemistas y autopartistas, y tiene como principal incentivo un bono electrónico de crédito fiscal para el pago de impuestos nacionales por un monto proporcional al valor de compra de autopartes locales, estableciendo además que por cada punto de incremento en la integración nacional el beneficio aumentará 0,6 puntos. Para aplicar las empresas deberán fabricar bienes con un contenido nacional mínimo del 30% y objetivos de integración superiores al 50%, considerando el valor de componentes nacional sobre el total de autopartes, estando previsto reducir temporalmente el porcentaje mínimo en función del impacto económico, productivo y tecnológico de los proyectos presentados, como por ejemplo, en el caso de sistemas de autopartes de alta tecnología que aún no se producen en el país.

Volviendo al informe estadístico de AFAC, destaca además que el mayor déficit en el comercio de autocomponentes fue con Brasil (justifica el 30,11% de los 1.940 millones de dólares). “El gran desequilibrio bilateral hace que en la negociación por la Política Automotriz Común sea indispensable la definición de desequilibrio (flex) que no agrave la situación, sino que tienda a revertirla”, sostiene la entidad. Sobre el tema, recientemente ambos países “se comprometieron a trabajar en conjunto para conformar un nuevo acuerdo automotor y lograr el fortalecimiento de la estrategia de integración productiva, tecnológica y comercial” y “coincidieron en el objetivo de alcanzar progresivamente y en condiciones equilibradoras el libre comercio del sector automotriz bilateral”.

Por su parte, el desbalance con la Unión Europea (UE) en 2015 invirtió la tendencia al constante crecimiento. Las exportaciones argentinas de autopartes al mercado comunitario superaron los 237 millones de dólares, mientras que las importaciones alcanzaron los 1.883 millones, sustentando un déficit de 1.646 millones, con una disminución del 13,6% en relación a 2014. El comercio con la UE representó en el período el 28,4% del total del déficit de autopartes.


Ir al principio de la nota