Ir a la página principal
Sectores económicos

Balance y perspectivas de la actividad bancaria

Para el presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), licenciado Mario Vicens, “la economía argentina cuenta con un sistema bancario que, en esta crisis, no sólo actuó como factor de amortiguación de las consecuencias de la misma sino que, una vez superada, mantiene excelentes indicadores económico-financieros y expande el crédito a un ritmo de 34% anual. De ese modo, se retoma un patrón que ha llevado al crédito bancario a crecer más que el PBI nominal durante prácticamente los últimos siete años”.

ImagenEl presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA) destacó que la evolución del sector ha sido “claramente satisfactoria”.
En un encuentro con el periodismo, Vicens sostuvo que para crecer, los países necesitan de un sistema financiero que acompañe y viceversa. Y en este sentido, afirmó que “la Argentina sigue contando con un marco internacional y regional muy favorable, que potencia sus posibilidades de crecer en forma sostenida y desarrollarse, y con la ventaja de no padecer los problemas de endeudamiento y alto desempleo que hoy aquejan a otras economías del planeta. Ambas circunstancias combinadas representan una oportunidad inmejorable para avanzar en una estrategia de desarrollo que coloque al país definitivamente en el conjunto de las naciones que ya lo han logrado”.

Más adelante, el presidente de la ABA subrayó: “Los esfuerzos que se están haciendo para establecer un marco de entendimiento y conciliar, de ese modo, el objetivo de mejorar la distribución del ingreso sin afectar la inversión ni la estabilidad, representan a nuestro juicio un paso adelante muy significativo. El país cuenta, además, con una banca que ha demostrado su fortaleza y su vocación de crecer. El problema más importante, en realidad, no es la falta de solvencia o liquidez sino los límites que imponen el escaso tamaño y los plazos exiguos de los ahorros que se canalizan a través de sus instituciones y de los mercados financieros regulados”.

En ese sentido, Vicens destacó que “nuestro sistema financiero está claramente a la zaga de lo que sucede en otros países comparables, cuya banca duplica y triplica el volumen de depósitos que administran los bancos en Argentina y que cuentan, además, con mercados de capitales más desarrollados que posibilitan el financiamiento a largo plazo”.

El directivo aclaró que el problema no es nuevo ni desconocido: “Es un fenómeno de naturaleza ya crónica en la Argentina que se agrava o atenúa dependiendo de factores coyunturales, pero que muestra una preocupante tendencia a permanecer sin mejoras. Tampoco se trata de que los argentinos no ahorramos, ya que los ahorros financieros fuera de los mercados institucionalizados se estima que cuadruplican el monto de los depósitos a plazo fijo en el sistema bancario”.

Por último, el titular de la entidad que nuclea a las filiales de bancos extranjeros en nuestro país reconoció que “los problemas crónicos no se pueden resolver de la noche a la mañana, pero requieren del esfuerzo conjunto y sostenido de todos los actores, los banqueros administrando con profesionalismo los ahorros del público y las autoridades preservando la estabilidad del sistema y recreando las políticas y condiciones que juegan un papel clave en las decisiones de los ahorristas”.

Ir al principio de la nota