Ir a la página principal
Sectores económicos

Crisis en continuado para el sector textil

El sector textil y confecciones está atravesando una prolongada crisis por la reducción de la demanda de la actividad justificada, principalmente, por el deterioro del poder adquisitivo de la población. Así los destaca un informe de la Fundación Pro Tejer elaborado teniendo en consideración las respuestas de 86 empresarios consultados sobre la evolución y perspectivas de la cadena de valor sectorial. El trabajo identificó a la carga impositiva, las altas tasas de interés ,la concentración de los canales de comercialización, la presión de las importaciones,” que provoca una sensible pérdida de participación de las venta de productos nacionales sobre un reducido mercado local”, el aumento de las materias primas y el incremento de las tarifas energéticas,como otras causales de difícil situación actual del sector y su desempeño en 2018 en materia de producción, ventas, empleo e inversión.

ImagenLa industria textil-confecciones sin señales positivas para 2019.
El informe “Evolución y perspectivas de la Cadena de Valor Agro Textil y Confecciones” alertó sobre el fuerte retroceso de la actividad- el 89% de los encuestados consideró que sus ventas cayeron en 2018, en tanto que el 66% evaluó que su situación empeoró respecto del año anterior-y su impacto en el nivel de empleo: un 21,8% recortó horas en la jornada de trabajo, un 21,9% redujo personal, y otro 12,9% adelantó vacaciones.

Los empresarios subrayaron que la pérdida de mercado interno-estimada en un 28,4%- “no es posible de ser compensada con mayores exportaciones que, por otra parte, mostraron caídas en 2018. El 73% respondió que no exportó en el período y para las que lo hicieron-el 27% restante -mayoritariamente el ingreso por ventas en el exterior sólo llegó a representar entre 1% y 3% de sus ingresos totales.

Para 2019 el panorama no es, por cierto, más alentador. El 33% de las empresas consultadas considera que disminuirán sus ventas, 45% no contempla cambios, mientras que 22% espera superar su performance del año anterior. En materia de inversiones - el 83% respondió que no tiene previsto realizarlas en el período frente al 61% del año anterior- y respecto de la utilización de la capacidad instalada consideraron que, en promedio, rondará entre el 61% y 70%. El capítulo dedicado al empleo es desalentador: el 53% de los empresarios adelantó que no incorporará personal en los próximos 12 meses, mientras que el 44%respondió que no espera cambios en su dotación de mano de obra y apenas el 3% considera planes para ampliar su plantilla laboral.En materia de horas trabajadas, un 50% de los encuestados prevé que disminuirán y un 45% que no habrá variaciones.


Ir al principio de la nota