Ir a la página principal
Comercio exterior

De reintegros y derechos

La Unión Industrial Argentina(UIA) fue la primera en cuestionar la reducción del 66% de los reintegros a la exportación de productos con valor agregado, al considerar que la medida tendrá consecuencias negativas para las industrias y las economías regionales .Y fue también contundente al trascender los alcances del decreto 793/2018 que restableció derechos de exportación para todas las posiciones de la Nomenclatura Común del Mercosur, con un máximo de tres pesos por dólar exportado por los sectores industriales. En este caso, la central fabril sostuvo que “si bien entendemos las necesidades fiscales, es nuestro deber señalar que el diseño del esquema trasversal de retenciones desincentiva totalmente la agregación de valor y la generación de empleo de calidad, y no toma en cuenta las realidades sectoriales ni las particularidades regionales”.

ImagenDe 2.660 posiciones metalúrgicas del NMC  solo 110 mantuvieron sus niveles de reintegros
Al pronunciamiento de la UIA se sumaron las entidades representativas de las industrias automotriz y metalúrgica. Voceros de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA) señalaron que la implementación de la baja de los reintegros y los nuevos derechos de exportación llegan en un momento en que las ventas externas del sector están en ascenso y tendrán un efecto “tanto en el nivel de actividad como en nuestra perspectiva de mediano plazo”. Previo reconocer que la fuerte corrección cambiaria “mejora temporalmente la competitividad”, las terminales sostuvieron que genera otros efectos secundarios que atentan contra ella, como el aumento en los precios en los diferentes eslabones que conforman los costos de producción, a lo que debe sumarse los incrementos de las tarifas de los servicios, la suba de las tasas de interés y la crisis en Brasil. Por ello, destacaron que están trabajando para determinar cuál es el impacto que tendrán en la actividad del sector tanto la baja de los reintegros como los nuevos derechos de exportación en el sector, y las acciones que deberán implementar ante el nuevo contexto.

La Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA) analizó el listado de 2.660 posiciones metalúrgicas del NCM incluidas en los anexos del decreto 767/2018 y concluyó que la norma redujo los reintegros en el 96% de los casos(solo 110 posiciones se mantuvieron sin cambios) .Por otra parte, las alícuotas promedios ponderadas por las exportaciones sectoriales de 2017 pasaron de 6,2 puntos porcentuales a 3 puntos, ubicándose en sus mínimos de las últimas décadas por debajo del nivel que tuvieron en el período 2012/2106.Y según el trabajo elaborado por el Departamento de Comercio Exterior de la entidad, en base a las exportaciones metalúrgicas de 2017, “el ahorro fiscal se calcula en 148 millones de dólares, lo que supone una muy pequeña porción del ajuste proyectado”. Con respecto a la decisión de reestablecer los derechos de exportación para todas las posiciones del NCM ,que regirá hasta el 31 de diciembre de 2020, ADIMRA considera que, al igual que la reducción de los reintegros,” no acompaña los esfuerzos recientes por potenciar las ventas a terceros mercados y supondrá un impacto negativo en la competitividad de productos de alto valor agregado indispensables para el desarrollo local y la obtención de divisas necesarias para cubrir nuestras necesidades externas”.

Mientras se demora el pronunciamiento de otras entidades representativas del sector exportador y de industrias con fuerte presencia en los mercados externos ,la Asociación de Importadores y Exportadores de la República Argentina (AIERA) anunció que está elaborando un documento sobre los derechos de exportación en base a la histórica posición de la entidad, al tiempo que afirmó que bajar los reintegros es una decisión inadecuada “en un contexto de gran necesidad de generar divisas genuinas a través de las ventas externas, y resta estímulos para que las pequeñas y medianas empresas exporten “.


Ir al principio de la nota