Ir a la página principal
Sectores económicos

Debatirán en Buenos Aires la situación de la siderurgia mundial y de los mercados regionales

Del 24 al 26 de octubre próximo se reunirá en Buenos Aires la industria siderúrgica, convocada por el Instituto Latinoamericano del Fierro y el Acero. Destacados expositores –funcionarios, consultores, economistas y directivos de empresas del sector de América, Oriente, Oceanía y Europa- analizarán, durante el desarrollo del Congreso ILAFA 51, la evolución del comercio siderúrgico en el contexto mundial y la situación de los mercados regionales del acero, entre otros temas.

ImagenEn el congreso del Instituto Latinoamericano del Fierro y el Acero, que deliberará en Buenos Aires del 24 al 26 de octubre, se analizará la situación del mercado mundial y la creciente participación de China en el comercio del acero.
Entre los panelistas invitados sobresalen: Arturo Valenzuela, subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidente del gobierno estadounidense; Nouriel Roubini; profesor de Economía de la Universidad de Nueva Cork; Gordon Moffat, director general de la Confederación Europea de la Industria del Acero; Ian Christmas, director general de la Asociación Mundial del Acero; Paolo Rocca, presidente de la Organización Techint; Andre Gerdau Johannpeter, presidente de la brasileña Gerdau, y Jaime Boda, CEO de JFE Steel Corporation de Japón.

En los debates se prestará especial atención a los problemas que enfrenta la siderurgia mundial. Uno de ellos, se relaciona con la creciente participación de China en el comercio del acero (en abril, las exportaciones del gigante asiático superaron los 4,3 millones de toneladas, más de tres veces la cantidad colocada en el mercado internacional en el mismo período de 2009).

Otra preocupación del sector fue expuesta recientemente en un comunicado de la Asociación Mundial del Acero, al llamar la atención por “el impacto de los excesivos aumentos de precio del mineral de hierro y por el cambio unilateral efectuado por las compañías mineras al reducir la duración de los contratos de una vigencia anual a trimestrales. Estas acciones, afirmó la entidad, impactarán negativamente no sólo en la industria siderúrgica sino también sobre toda la cadena metalmecánica, aumentando la presión inflacionaria y la volatilidad de los precios”.