Ir a la página principal
Sectores económicos

Industria maderera entre incendios e inundaciones

La Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) señaló” su profunda preocupación por la situación de emergencia forestal que atraviesa nuestro país”, en referencia a los incendios ocurridos en el sur del país y las intensas precipitaciones ocurridas principalmente en las provincias de Córdoba y Santa Fe .Este tipo de siniestros, afirman desde la entidad empresaria, ”afectan de manera directa el desarrollo de la producción a lo largo de toda nuestra cadena de valor”.

ImagenEscasos recursos para el combate de los incendios en Chubut
En ese contexto, FAIMA considera que los actores responsables de solucionar estas problemáticas promueven la conformación de un espacio de diálogo y acción para dar respuestas concretas y efectivas de la manera más próxima posible. Al respecto, el titular de la entidad, Rodolfo Martín, expresó:” Sabemos que se requieren medidas de carácter urgente y por eso convocamos a todos los actores de nuestra cadena de valor a trabajar mancomunadamente en la resolución efectiva de estas problemáticas”.

En relación a la problemática suscitada por las intensas precipitaciones, FAIMA propone fortalecer el desarrollo de una forestación sustentable que promueva, entre sus múltiples beneficios, una solución específica a las precipitaciones abundantes. Y sostiene que “las nuevas cadenas forestales permitirían, por ejemplo, mitigar el volumen de agua caída por las lluvias, colaborando de este modo para que las copas de los árboles sean las que reciban el primer impacto, aportando una barrera natural, filtrando la caída y generando un agua más limpia y con menos carga de sedimentos”.

La entidad subraya además que, junto a un mayor desarrollo forestal , resulta indispensable la reglamentación, con el aporte de todos los sectores involucrados, de la ley Nº 26.815 que promueve la creación del Sistema Federal de Manejo del Fuego .”Es fundamental que el equipamiento ya adquirido a tal fin se ponga al servicio de la detección temprana de los focos de incendio, facilitando a cada región los elementos para mitigar el riesgo”.

Cabe recordar que la ley fue sancionada en noviembre del 2012 y promulgada en enero de 2013, pero no cuenta aún con la reglamentación correspondiente

Ir al principio de la nota