Ir a la página principal
Sectores económicos

LCIP: El turno de los cheques de pago diferido

El Banco Central de la República Argentina amplió los destinos que las 31 entidades financieras habilitadas podrán darle a los préstamos de la Línea de Créditos para Inversión Productiva (LCIP): un porcentaje de los fondos podrán ahora canalizarlos en el descuento de cheques de pago diferido.

ImagenEl BCRA incluyó a los cheques de pago diferido en la LCIP.
La comunicación “A” 5554 dispuso que “las entidades financieras podrán otorgar al descuento de cheques de pago diferido hasta un 10% en marzo y hasta un 10% en abril de su cupo de la LCIP previsto para el primer semestre de 2014, no siendo ambos porcentajes acumulables entre sí”. La tasa de interés a aplicar será del 17,5% anual, la misma que registra la línea crediticia para el resto de los destinos.

El BCRA determinó además, que las entidades deberán mantener vigente el saldo de cartera por estas nuevas financiaciones hasta el 30 de junio, de manera que si los plazos utilizados para el descuento de cheques de pago diferido fueran menores, deberá completarse con otras operaciones hasta alcanzar esa fecha. De lo contrario, la operación no computará para el cumplimiento del cupo.

Los valores a descontar deberán provenir de operaciones de venta o de prestación de servicios correspondientes a la actividad de la MIPyME cedente. Esta condición podrá verificarse mediante una declaración jurada que firme el cliente o por cualquier otro medio que la entidad estime conveniente.

La entidad monetaria estima que la LCIP permitirá que durante el primer semestre de este año, y con la vigencia del nuevo tramo aprobado recientemente, se vuelquen al crédito para la inversión un total de 23.000 millones de pesos, mejorando las posibilidades de financiamiento del sector productivo con especial focalización en las pequeñas y medianas empresas.

Por otra parte, en el “Informe de Bancos” correspondiente a diciembre pasado, el BCRA destacó en relación con la LCIP que desde su implementación, en julio de 2012, y hasta el cierre del segundo semestre de 2013, los bancos desembolsaron alrededor de 53.700 millones de pesos. “En particular, en el último año el monto ascendió aproximadamente a 35.100 millones de pesos, equivalentes a 10% del total de préstamos en pesos otorgados a las personas jurídicas. Entre puntas de 2013 el crédito en pesos otorgado a las PyME aumentó 55% alcanzando a representar 41,2% del total otorgado en el año, 10,7 puntos porcentuales más que en 2012” y casi 14 más respecto de 2011.


Ir al principio de la nota