Ir a la página principal
Sectores económicos

La siderurgia mantiene el estado de alerta

La producción nacional de acero crudo en 2015 fue de 8,4% inferior a la del año anterior (5.488.200 toneladas). También cayó la producción de hierro primario -1,11% menos que en 2014- y la de laminados terminados en caliente -9%-. En tanto, creció 1,9% la de los planos laminados en frío. Sin hacer comentarios sobre el desempeño del mercado interno, el informe de la Cámara Argentina del Acero resaltó que el período “resultó muy complejo para la industria siderúrgica a nivel mundial, y no se perciben indicios que puedan modificar sustancialmente el escenario en el 2016. En efecto, existen varios factores que afectan la situación del sector: el alto exceso de capacidad de producción y desaceleración económica de China, el precio del crudo en valores históricamente bajos que impactan negativamente la exploración petrolera, y la recesión de Brasil”

La preocupación del sector a nivel internacional fue ratificada en una reunión que mantuvieron recientemente directivos de nueve asociaciones siderúrgicas regionales de América y Europa -El Instituto del Hierro y el Acero de Estados Unidos (AISI), la Asociación de Productores de Acero de Canadá, la Cámara Nacional del Hierro y el Acero de México (Canacero), la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), la asociación europea del acero (EUROFER), el Instituto Aço Brasil, la Asociación de Productores de Acero de Turquía, la Asociación de Fabricantes de Acero (SMA) y la Comisión para la Importaciones de Tubos- con representantes de diferentes gobiernos acreditados en la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OECD) en la ciudad de Paris en la que presentaron una posición unificada sobre el impacto negativo que significaría el otorgamiento a China del estatus de economía de mercado en diciembre de 2016.

En la reunión se pasó revista al rol significativo que en forma continua desarrolla el Estado chino en la economía de dicho país, el consecuente crecimiento de la sobrecapacidad de su industria siderúrgica y el nivel récord de exportaciones de acero de China hacia los mercados internacionales (incluyendo los Estados Unidos, la Unión Europea, Turquía y América Latina) registrado en los últimos años.

Teniendo en cuenta el continuo y significativo rol del estado chino en muchos aspectos claves de la economía de dicho país, especialmente en su sector siderúrgico -de propiedad y bajo el control del Estado-, las nueve entidades sostuvieron que “no hay dudas de que China continúa siendo hoy una economía de no-mercado, y que el reconocimiento de China como economía de mercado sería una decisión extremadamente negativa”.


Ir al principio de la nota