Ir a la página principal
Sectores económicos

Leasing: Mucho más que una buena opción

Tras diez años consecutivos de expansión, el leasing es reconocido sin discusión como un instrumento clave para el financiamiento por parte de las empresas, grandes y PyMES, y el sector público de la modernización de equipos de transporte e industriales y bienes de capital. A partir de la vigencia, desde 2000, de la ley de leasing, que sentó las bases legales y reglamentarias que optimizaron su funcionamiento en nuestro país, el crecimiento del volumen de operación ha sido constante y a junio de 2014 el saldo de la cartera de leasing de las compañías del sector alcanzó los 11.430 millones de pesos (1.434 millones a fines de 2005 y 4.728 millones a término de 2010), con un crecimiento del 29% con relación a igual mes del año anterior.

ImagenesMiguel PacherCecilia Fernández BugnaJosé Luis Romani
Un relevamiento de la Asociación de Leasing de Argentina, entre las entidades bancarias y empresas que nuclea, estableció que en el período enero-junio de 2014, el financiamiento vía leasing se distribuyó de la siguiente forma: las PyMES absorbieron el 70% del total de las operaciones, las grandes empresas canalizan un 25%, mientras que el sector público y el segmento de individuos cubrió el 50% restante.

Las operaciones estuvieron orientadas en el primer semestre del año hacia la adquisición de equipos de transporte, logística y automotores (55%), equipos industriales (16,9%), maquinarias de construcción (8,1%), maquinaria agrícola (10,4%), tecnología y telecomunicaciones (4,1%) e inmuebles (2%). El monto promedio por contrato fue de 499.947 pesos.

Opinan los que saben

Para profundizar distintos aspectos de la operatoria, el posicionamiento de sus entidades y el impacto de la inclusión del leasing en la línea de Crédito para la Inversión Productiva, Informe Industrial consultó al señor José Luis Romani, gerente de Banca Empresa del Banco Credicoop Coop. Ltdo.; a la licenciada Cecilia Fernández Bugna, presidenta de Nación Leasing S.A. (empresa del Grupo Banco Nación) y al señor Miguel Pacher, gerente de Banca Empresa del Nuevo Banco de Entre Ríos S.A.

- A fines de 2000 se introdujeron a la ley de leasing modificaciones que posibilitaron el crecimiento del sector, una vez superada la crisis de los primeros años del nuevo siglo. En ese momento se sostuvo que, si se vive en un ámbito económico que estimula la inversión, el leasing es un producto ideal. ¿Considera Ud. que hoy es un buen momento para el leasing?

- José Luis Romani: Desde hace 10 años se vienen generando y sosteniendo, desde el Estado, las condiciones propicias para el aumento de la inversión privada. El Estado, ha intervenido e interviene con políticas anticíclicas para contrarrestar y/o amortiguar los impactos económicos de la crisis global que tiene como epicentro a los Estados Unidos y, principalmente, a Europa, los principales demandantes de nuestros producto exportables, retroalimentando el desarrollo del mercado interno y la producción de bienes con mayor valor agregado. En este marco y con esta gestión de gobierno, creemos que sigue siendo un buen momento para invertir. El Leasing, como herramienta financiera, sigue siendo una opción ventajosa para las pequeñas y medianas empresas.

- Cecilia Fernández Bugna: El leasing es una solución que facilita la incorporación de tecnología en todos los sectores de la economía permitiendo apalancar su crecimiento. Ésta es la visión de Nación Leasing, una empresa del Banco Nación. A diferencia de otras compañías nuestro foco no son los leasing personales sino que nos hemos especializado en financiar a empresas, no sólo a grandes sino fundamentalmente a pequeñas y medianas. Actualmente estamos entre las primeras tres empresas del mercado destacándose por esta orientación.

En estos últimos años el leasing creció aceleradamente de la mano de una economía en fuerte expansión y hoy se consolida como una opción para quienes buscan ampliar sus ventas y concretar proyectos de inversión. En 2014, en particular, el número de operaciones que hemos concretado aumentó significativamente respecto de años anteriores .Acompañamos las políticas del Estado nacional de apoyo a la producción y contamos con las tasas de interés más bajas del mercado.

- Miguel Pacher: Las exigencias del mercado actual conducen inevitablemente a la actualización tecnológica, es por esto que consideramos que estamos transitando un momento propicio para acceder a esta herramienta, que posee un gran valor para el mejoramiento productivo, caracterizada por sus ventajas financieras e impositivas y sobre todo destacando que no es necesario que el cliente sea el dueño del bien para hacer uso de él y seguir fomentando el desarrollo de su actividad.

- ¿Cuáles son las principales diferencias del leasing frente a otras modalidades crediticias?

- Romani: La principal diferencia entre el leasing y otras alternativas de crédito, radica en su asimilación a un contrato de alquiler con opción a compra. Esto quiere decir que el dador, en este caso el Banco Credicoop, compra el bien que el tomador (la empresa) solicita y se lo da en leasing para su utilización a cambio del pago de una serie de cánones durante un plazo determinado, y una vez vencido ese plazo y habiéndose pagado los cánones, la empresa tomadora puede optar por adquirir el bien a un valor sumamente conveniente. Si así lo hace, el dador transfiere la titularidad del bien al tomador, quién lo incorpora en su patrimonio. La ventaja distintiva es de carácter impositivo, ya que el bien es patrimonio del dador hasta la finalización del contrato, con todo lo que eso implica.

- Fernández Bugna: El leasing continúa siendo una solución financiera no del todo conocida en el mercado pese a las ventajas que ofrece respecto de otras modalidades de financiamiento como los préstamos prendarios.

Las principales ventajas impositivas son: 1) Se financia hasta el 100 % del bien (sin necesidad de aportar capital propio); 2) El IVA se paga en cada canon y por tanto se evita la acumulación de crédito fiscal inutilizado; 3)La totalidad del canon (capital + interés) se contabiliza como un gasto que se deduce del Impuesto a las Ganancias, generando una amortización acelerada del bien ya que el plazo de los contratos de leasing es la mitad de su vida útil, y 4) El bien no computa en el impuesto a la ganancia mínima presunta.

Estos beneficios equivalen aproximadamente a 3 puntos menos de tasa de interés.

Por otro lado, existen ventajas operativas ya que el manejo administrativo de la operación recae en la empresa de leasing.

- Pacher: A la hora de hablar de sus principales ventajas y diferencias con respecto a otras financiaciones debemos destacar que el sistema de leasing:
  • Ofrece un pago mensual, trimestral o semestral más bajo en comparación con lo que se pagaría por comprar un rodado o maquinaria.
  • Permite contar con la ventaja de renovar los bienes de capital a largo plazo y a tasas de interés muy competitiva.
  • Se financia un alto porcentaje del bien objeto de leasing con opción de compra.
  • Se adquieren bienes sin inmovilizar capital.
  • Permite que el tomador financie el Impuesto al Valor Agregado a lo largo de la vigencia del préstamo y el pago del canon es deducible del Impuesto a las Ganancias.

Por otra parte, operativamente es simple para el cliente, ya que el Banco se encarga de realizar los trámites relacionados con el proveedor elegido por el tomador, como la posesión del bien, el retiro y la contratación de seguros, entre otros.

- ¿Cómo influyó en la positiva evolución del sector en los últimos años la inclusión del leasing en la Línea de Crédito para la Inversión Productiva (LCIP)?

- Romani: En este sentido creemos que la LCIP ha sido y es de real importancia económica, en tanto compromete a la mayoría de las entidades financieras a la colocación de créditos de inversión. Y el leasing, como tal, se encuentra incluido. La colocación de leasing financiero en el marco de la línea crediticia se ha acrecentado, naturalmente, como se ha crecido la cartera de líneas de inversión del sistema financiero.

- Fernández Bugna: A diferencia de la banca pública, los bancos privados se han orientado a dar créditos al consumo y a las grandes empresas, a altas tasas y plazos reducidos, es decir, se quedaban sólo en la crema del negocio. El Banco Nación, en cambio, se orientó a las PyMES y la producción. De este modo, ganó participación en el mercado y fue la entidad con la menor mora del sistema financiero argentino, echando por tierra teorías que sostienen que la tasa que se le cobra a las PyMES obedece al riesgo. En este marco, a partir de las nuevas funciones que la reforma de la Carta Orgánica le dio al Banco Central, éste implementó la LCIP la cual tuvo el efecto de incrementar el volumen de crédito destinado a las PyMES con ciertas condiciones de plazo y tasa. La LCIP se hizo a imagen y semejanza de las líneas de crédito que desde hace años tienen el Banco Nación y Nación Leasing, los cuales continúan hoy con las mejores condiciones de financiamiento - Pacher: Sin dudas, la opción de leasing en el marco de la LCIP se instala como un instrumento que sigue ampliando las posibilidades de financiación combinando múltiples beneficios y a los efectos de inyectar más recursos para el crecimiento de la economía regional.

- ¿En qué rubros sujetos de operaciones de leasing están mejor posicionados?

- Romani: Los rubros que se destacan de nuestra cartera de leasing son los de autotransporte de cargas y máquinas y equipos industriales, en orden de importancia. Aunque debemos mencionar que son variados los bienes que se han financiado por este medio.

- Fernández Bugna: Nación Leasing se destaca por atender a todos los sectores de la economía y por poner su foco en llegar a aquellos donde otros no llegan. En ese sentido, somos líderes en el financiamiento a empresas bajo esta modalidad.

- Pacher: En el caso del Nuevo Banco de Entre Ríos, la propuesta de leasing se logra posicionar cómodamente en diversos sectores productivos como son el agropecuario, el industrial y la construcción, los cuales presentan necesidades concretas de financiamiento de bienes de capital que requieren para la automatización de sus actividades y mejora en los procesos de gestión.


Ir al principio de la nota